Portada » Impotencia: ¿cómo encontrar su causa y qué tratamiento implementar?

Impotencia: ¿cómo encontrar su causa y qué tratamiento implementar?

¿La impotencia elimina la posibilidad de tener relaciones sexuales normales? La impotencia puede aparecer en la vida de un hombre por muchas razones. Su aparición es independiente de la edad y el estado general de salud. Ciertas enfermedades o un estilo de vida poco saludable pueden ser responsables. La impotencia requiere un diagnóstico exhaustivo y un tratamiento adecuado a la medida.

Consultamos siempre nuestros textos con los mejores especialistas

La impotencia es un problema para hombres de todas las edades. Gran parte de la impotencia psicógena subyacente es estrés, inhibición sexual o problemas de relación.

Impotencia: ¿qué es?

La impotencia también se conoce como disfunción eréctil. Se refieren a ellos en una situación en la que un hombre quiere lograr y mantener una erección del pene, y por diversas razones resulta imposible. La impotencia es una situación en la que un hombre no puede mantener una erección el tiempo suficiente para tener relaciones sexuales.

Según los sexólogos, hasta el 70% de los hombres con este tipo de problemas no reciben ayuda profesional. Esto se debe principalmente a que solo uno de cada diez hombres con impotencia admite la impotencia.

La impotencia sigue siendo un tabú social y los hombres no están preparados para admitir este tipo de problemas. Se estima que la disfunción eréctil puede afectar hasta al 40% de los hombres mayores de 50 años. Contrariamente a las apariencias, la impotencia no es un problema solo para los hombres maduros. Incluso una docena de hombres menores de 30 años pueden tener problemas de erección.

Las causas de la impotencia pueden ser muy diferentes. Puede ser consecuencia de diversas enfermedades, cambios hormonales y trastornos mentales. Las causas de la impotencia también incluyen lesiones y algunos procedimientos quirúrgicos (incluidas las operaciones urológicas).

Debido a las causas de su formación, se distinguen los siguientes tipos de impotencia:

  • impotencia circulatoria: puede ser causada por infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, así como cambios ateroscleróticos, hipertensión y enfermedades vasculares. En este caso, la impotencia suele ser causada por muy poca sangre que llega al pene, lo que impide una erección;
  • impotencia psicógena: la impotencia a una edad temprana a menudo es el resultado del estrés y la inhibición sexual;
  • impotencia neurogénica: con mayor frecuencia es el resultado de lesiones, enfermedades de la columna y enfermedades neurológicas (neuropatía diabética, epilepsia, esclerosis múltiple);
  • impotencia hormonal: el hipogonadismo o la andropausia bloquean el desempeño sexual completo.

También existe la denominada impotencia mixta, es decir, casos en los que es difícil identificar una causa de los trastornos (este es el caso, por ejemplo, en el caso de la diabetes).

¿Cómo combatir la impotencia?

El tratamiento de la impotencia implica en gran medida cambiar el estilo de vida de un hombre. En primer lugar, vale la pena recordar que el desempeño sexual y una erección adecuada no conducen a diversas adicciones. El tratamiento de la impotencia por alcohol es solo uno de los posibles casos. Los cigarrillos y otras sustancias tóxicas también afectan el desempeño sexual.

La dieta y la actividad física también son de gran importancia. El ejercicio regular, la reducción del consumo de grasas no saludables, la eliminación o reducción drástica de la presencia de azúcar en la dieta y la renuncia a los alimentos altamente procesados ​​pueden ayudar en la lucha contra la impotencia. Vale la pena centrarse en comidas ricas en nutrientes, vitaminas y microelementos.

La impotencia también está influenciada por:

  • medicamentos para la presión arterial alta,
  • antidepresivos,
  • agentes hormonales,
  • medicamentos antiepilépticos,
  • medicamentos para la enfermedad de Parkinson
  • medicamentos utilizados para tratar el cáncer de próstata,
  • medicamentos para la incontinencia urinaria,
  • esteroides anabólicos.

Impotencia – tratamiento natural

Tratar la impotencia en primer lugar debe incluir mejorar la calidad de vida, implementar una dieta adecuada y actividad física. Es necesario renunciar a todo tipo de estimulantes. Vale la pena cuidar de eliminar el posible exceso de peso, fortalecer el cuerpo y relajarlo adecuadamente.

El tratamiento natural de la impotencia se basa en preparaciones que aumentan el rendimiento sexual. Éstas incluyen:

  • żeń- ginseng,
  • hierba maca,
  • Bayas de enebro brasileño,
  • extracto de palma enana americana,
  • extracto de damiana del desierto ,
  • hoja de ortiga,
  • gingko,
  • semillas de calabaza,
  • nueces.

¿Cómo tratar la impotencia?

El tratamiento de la impotencia psicógena se basa con mayor frecuencia en terapia individual o terapia junto con un compañero. También puede probar una sesión de hipnosis. En la mayoría de los casos de impotencia orgánica, sin embargo, se requiere tratamiento farmacológico.

En primer lugar, el tratamiento de la impotencia comienza con una visita a un sexólogo. No debe retrasarse. Ignorar un problema no lo hace desaparecer. Las sustancias farmacológicas para conseguir una erección tampoco son la solución. Debe buscarlos solo en casos justificados, siempre bajo la supervisión de un médico.

La disfunción eréctil solo enmascara la existencia de impotencia psicógena. Entonces, si los trastornos mentales, el estrés, las emociones negativas o el miedo a las relaciones sexuales están detrás de la disfunción eréctil, es necesario implementar la terapia adecuada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.