Portada » Hipertensión: tipos, causas. ¿Cómo puedo prevenir la hipertensión arterial?

Hipertensión: tipos, causas. ¿Cómo puedo prevenir la hipertensión arterial?

La hipertensión es una enfermedad muy común. Se estima que entre el 30 y el 45% de los adultos en Polonia padecen esta enfermedad. ¿Qué es exactamente la hipertensión y cómo se manifiesta? ¿Qué puede causar hipertensión arterial? ¿Cómo prevenir la hipertensión? Le recomendamos.

Muchas modificaciones y medicamentos comprobados, bien tolerados, seguros y efectivos en el estilo de vida pueden reducir la presión arterial. Sin embargo, la eficacia del tratamiento de la hipertensión en todo el mundo sigue siendo baja y está lejos de ser satisfactoria también en Polonia.

Por lo tanto, la hipertensión arterial es un elemento modificable importante del riesgo de enfermedad cardiovascular y mortalidad general. Es uno de los principales factores de riesgo independientes de enfermedad de las arterias coronarias, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca, arteriosclerosis periférica e insuficiencia renal.

Hipertensión: ¿qué es?

La hipertensión es la presión arterial alta en el sistema vascular. Hablamos de hipertensión arterial cuando el valor de la presión arterial sistólica medida en un consultorio médico es ≥140 mmHg y / o la presión diastólica ≥90 mmHg. La llamada presión óptima debe ser sistólica <120 y diastólica <80 mmHg. Dependiendo de las medidas distinguimos:

  • normal alto 130-140 / 85-90 mmHg,
  • hipertensión de grado 1 140-160 / 90-100 mmHg,
  • hipertensión de grado 2 160-180 / 100-110 mmHg,
  • hipertensión de grado 3 por encima de 180/110 mmHg.

También existe una presión sistólica aislada ≥ 140 con una presión diastólica <90 mmHg. Este fenómeno se trata como una unidad fisiopatológica separada y se abrevia como ISNT.  La hipertensión es, junto a la diabetes, un factor de riesgo importante de enfermedad cardiovascular.

Se recomienda que el diagnóstico de hipertensión se base en: mediciones de presión repetidas en el consultorio o mediciones de presión fuera del consultorio utilizando el método de monitoreo de presión Holter de 24 horas. Como objetivo principal de la terapia, se recomienda a todos los pacientes reducir la PA (presión arterial) a <140/90 mmHg, y con buena tolerancia al tratamiento, al valor óptimo en pacientes menores de 65 años. En los ancianos, los valores recomendados de presión arterial son 130-140 / 80 mmHg.

Tipos de hipertensión

La mayoría de los casos de hipertensión son hipertensión esencial, también conocida como hipertensión esencial. A día de hoy, desconocemos las causas de este tipo de hipertensión. Se sospecha que puede ser causada por factores como: factores genéticos, menopausia, factores ambientales, como dieta inadecuada, estrés prolongado, sobrepeso u obesidad, estrés mental excesivo, uso de estimulantes, ingesta de pastillas anticonceptivas y pastillas que contienen esteroides 

Los pacientes restantes sufren de hipertensión secundaria (por lo demás sintomática) asociada con enfermedades y afecciones inflamatorias, en las que se presenta como síntoma. Las enfermedades que causan hipertensión secundaria incluyen: enfermedades renales, hidronefrosis, displasia de las arterias renales, enfermedades suprarrenales y tiroideas, tumores y lesiones cerebrales, enfermedades cardiovasculares.

También incluye la hipertensión causada por el embarazo, la apnea del sueño, el estrés severo, el uso de estimulantes o medicamentos hormonales. Al contrario de la hipertensión esencial, aquí la eliminación de la causa tiene la posibilidad de eliminar la hipertensión.

La hipertensión puede ser resistente. Se dice al respecto cuando no se logran los efectos previstos del tratamiento, a pesar del uso de varios fármacos. El paciente con mayor frecuencia no cumple con las recomendaciones sobre la toma de medicamentos, nutrición (p. Ej. Abuso de sal), usa fármacos que reducen el efecto de los fármacos sobre la hipertensión (p. Ej. Analgésicos) o estimulantes (p. Ej. Mucho café fuerte o alcohol).

La hipertensión maligna es la forma más peligrosa de hipertensión arterial. Esto es cuando la presión arterial diastólica excede los 120-140 mmHg. Se acompaña de cambios vasculares, insuficiencia renal e insuficiencia cardíaca, dolores de cabeza y mareos, dificultad para respirar, dolor en el pecho, existe una alta probabilidad de accidente cerebrovascular. La hipertensión maligna debe tratarse en el hospital, ya que si no se trata, puede provocar la muerte.

Si observamos hipertensión solo en el consultorio de un médico, y en las mediciones domiciliarias es normal, se llama hipertensión de bata blanca. Sucede que la situación es la contraria: las presiones son altas en las mediciones caseras y en el consultorio del médico es correcto. Este fenómeno se llama hipertensión enmascarada.

Hipertensión: causas

Las causas de la presión arterial alta suelen ser esquivas. Estos pueden ser factores tanto genéticos como ambientales (dieta inadecuada, estrés, tensión, píldoras anticonceptivas, esteroides, estimulantes, obesidad), menopausia.

Estas pueden ser enfermedades inflamatorias de los riñones, hidronefrosis, displasia de las arterias renales, enfermedades de las glándulas suprarrenales y tiroides, tumores y lesiones cerebrales, enfermedades cardiovasculares, estenosis aórtica, embarazo, apnea del sueño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.