Portada » Disfunción eréctil: causas y tratamiento de la disfunción eréctil

Disfunción eréctil: causas y tratamiento de la disfunción eréctil

El problema más común relacionado con la sexualidad masculina es la disfunción eréctil, que afecta aproximadamente al 16% de los hombres de 20 a 75 años. Aproximadamente el 22% de las personas menores de 40 años y el 49% de las personas de 70 años tienen problemas de erección.

Algunos estudios epidemiológicos reportan una prevalencia aún mayor. Las estadísticas no mienten: la actividad sexual disminuye con la edad, pero las dificultades en la vida sexual también pueden aplicarse a los jóvenes. La disfunción eréctil es la incapacidad de tener y / o mantener una erección.

¿Qué es la disfunción eréctil?

  La disfunción sexual masculina incluye:

  • disfunción eréctil,
  • disminución de la libido,
  • trastornos de la eyaculación (eyaculación).

La erección correcta requiere la cooperación de los sistemas psíquico, nervioso, cardiovascular y endocrino.

IMPORTANTE: La disfunción eréctil se ha descrito como una incapacidad persistente o recurrente para lograr y mantener una erección, lo que impide una actividad sexual satisfactoria. Los síntomas deben persistir durante al menos 3 meses. El trastorno puede ser psicológico o puede estar relacionado con una causa orgánica.

¿Cómo ocurre una erección?

Para una erección adecuada – obtener y mantener una erección – es necesario el flujo sanguíneo a los cuerpos cavernosos del pene y su expansión. Este proceso no puede tener lugar sin una estimulación adecuada. La fantasía (estimulación psicógena) o estimulación sexual de la zona genital (estimulación de mecanorreceptores) activa impulsos en el sistema nervioso central y periférico, lo que conduce a la activación del sistema parasimpático. Como consecuencia, se libera óxido nítrico, que penetra en las células musculares de los vasos que irrigan el pene y el cuerpo cavernoso.

Como resultado, las células musculares se relajan y la sangre arterial fluye hacia los cuerpos cavernosos del pene. Al mismo tiempo, se inhibe la salida de sangre a través de los vasos venosos, lo que permite un aumento gradual del tamaño del pene y su dureza, y mantener una erección por un período de tiempo que permite una relación sexual satisfactoria. Comprender este mecanismo es crucial en el diagnóstico de disfunción eréctil, así como en la acción de los fármacos.

¿Qué causa la disfunción eréctil?

Debido al mecanismo de erección, la disfunción eréctil puede deberse a:

  • enfermedades que provocan daños en los vasos sanguíneos (aterosclerosis, diabetes),
  • disfunción del sistema nervioso (neuropatía),
  • trastornos hormonales (en términos de la secreción de testosterona, prolactina y hormonas tiroideas),
  • problemas psicógenos (depresión, trastornos de ansiedad),
  • tomando ciertos medicamentos (antidepresivos, medicamentos hormonales),
  • cirugías (prostatectomía radical),
  • uso de estimulantes (cigarrillos, alcohol, drogas).

Diagnóstico de disfunción eréctil

El punto de partida para el tratamiento de la disfunción eréctil debe ser un intento de identificar su causa. Puede resultar que la disfunción eréctil sea solo una consecuencia desagradable de la depresión, entonces el tratamiento adecuado puede ser suficiente. Un hombre que informa disfunción eréctil debe someterse a un procedimiento de diagnóstico detallado (antecedentes que tengan en cuenta la actividad sexual y el estado psicosocial, examen físico y pruebas adicionales, por ejemplo, niveles matutinos de testosterona, glucosa o HbA1c).

IMPORTANTE: Un historial médico completo juega un papel fundamental en el establecimiento del diagnóstico inicial de las causas de la disfunción eréctil. Hablar de sexualidad puede resultar vergonzoso, pero para los profesionales sanitarios, la disfunción eréctil es un problema de salud como cualquier otro que empeora significativamente la calidad de vida del paciente. Visitar a un médico puede ser difícil para el paciente, sin embargo, la clave para resolver los problemas de erección es una conversación honesta.

Efecto de otras enfermedades sobre la erección.

La disfunción eréctil se considera un síntoma de un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. El problema, que desde el punto de vista del paciente puede parecer que sólo afecta a la calidad de vida sexual, puede resultar mucho más complejo.

La disfunción eréctil puede ser un síntoma o una complicación de una enfermedad crónica. Por ejemplo, pueden ser consecuencia de trastornos mentales (depresión, problemas de pareja) o diabetes. En este caso, los procedimientos de diagnóstico adecuados y la determinación de la causa del problema son cruciales para el tratamiento posterior. El tratamiento de la enfermedad subyacente es fundamental en el tratamiento de la disfunción eréctil.

Ejercicio y dieta para la disfunción eréctil.

Hay una serie de factores de riesgo que pueden aumentar o causar directamente la disfunción eréctil. Aunque algunos pacientes requieren tratamiento farmacológico, la modificación del estilo de vida suele ser importante. El sobrepeso, la obesidad, la hipertensión, los trastornos del metabolismo de los lípidos y el tabaquismo son factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. También pueden provocar disfunción eréctil. La modificación del estilo de vida del paciente consiste en: cambiar la dieta actual por una más saludable, aumentar la actividad física, dejar de fumar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.